Zona-Satélite!!

CATEGORÍA GENERAL ZONASATELITE => NOVEDADES => Mensaje iniciado por: Neo1969 en 21 de Enero de 2020, 10:03:34 10:03

Título: HDMI 2.1, la tecnología que llegará este año a tu TV
Publicado por: Neo1969 en 21 de Enero de 2020, 10:03:34 10:03
El sector de las televisiones cambia con una rapidez espectacular pero un pequeño ajuste casi imperceptible puede ser el que marque este 2020 en el mercado
.

Los fabricantes de televisores acaban de presentar en el CES de Las Vegas la nueva hornada de aparatos que veremos muy pronto en las tiendas. Son las teles más finas y con menos marcos jamás creadas. Y, que no falte, salpimentadas con una resolución 8K que apenas cuenta con contenidos. Pero quizás la novedad que ha pasado desapercibida y que parece que será tendencia en 2020 es la llegada a cada vez más televisores del HDMI 2.1. Y razones para tenerlo en cuenta en la compra de tu próxima TV no faltan.

Esta nueva versión de un estándar cada vez más utilizado con la proliferación de las 'smart tv', los dispositivos conectados y las plataformas de 'streaming' lleva años apareciendo en algunos televisores sin hacer mucho ruido pero puede ser una de las grandes revoluciones del sector para este y los próximos años. Aquí te contamos todos los detalles.

(https://i.ibb.co/xFzsZ13/imagen-sin-titulo-1.jpg)

¿Por qué vas a querer una tele con HDMI 2.1?

La última especificación del estándar HDMI se hizo pública allá por noviembre de 2017, pero no fue hasta 2019 cuando se vieron las primeras televisiones, de la mano de LG, que la incluían. Ha sido ahora, en el CES de 2020, cuando hemos podido ver una mayor expansión. Pero vamos al meollo: ¿Qué ventajas ofrece el HDMI 2.1 respecto al anterior HDMI 2.0?

Una de las principales diferencias es el ancho de banda: el HDMI 2.1 llega hasta los 48 Gbps, cuando el HDMI 2.0 se queda en 18 Gbps. ¿Qué permite un ancho de banda más que duplicado? Resoluciones combinadas con tasas de refresco no vistas hasta ahora, sin pérdida de calidad de imagen. El HDMI 2.1 además de permitir llegar hasta una futurible resolución 10K, también ofrece 8K, 5K y 4K con refrescos de hasta 120 herzios.

Como no solo de resoluciones vive el hombre, y que además apenas hay contenido en las más altas, las ventajas del HDMI 2.1 no se quedan ahí. La presencia del HDR dinámico es una de ellas, ya que permite cambios en la luminosidad y el color escena a escena. Esto es algo que anteriores versiones no permitían porque estaban atadas a un HDR estático que no adapta los valores a cada situación.

Todavía hay mucho más, como el eARC. El ya conocido ARC (Audio Return Channel) se renueva beneficiándose del mayor ancho de banda del HDMI 2.1, para enviar desde el televisor o desde aparatos conectados a él a un equipo de audio sonido en los mejores formatos: DTS Master, DTS:X, Dolby TrueHD y Dolby Atmos. Además eARC cuenta con corrección de sincronización labial y es capaz de transmitir audio en 5.1 o 7.1 sin comprimir. ¿Hay que tener el oído fino para percibir este paso? Puede, pero la mejora de sincronización entre audio y vídeo es algo más apreciable.

Los jugones, los mayores beneficiados

Lo descrito hasta ahora beneficia a todo tipo de usuarios por igual, porque hablamos de mayores a resoluciones a mejores tasas de refresco, un HDR que se adapta a cada escena y un audio más fiel. Pero hay un nicho de usuarios que se verá especialmente beneficiado por la popularización del HDMI 2.1: los jugones.

Las TVs que incorporen HDMI 2.1 serán prácticamente monitores gaming, porque incorporan funciones que mejoran con creces la experiencia jugando. El VRR (Variable Refresh Rate) por ejemplo hace que se reduzca los problemas entre las GPUs de consolas y ordenadores y las pantallas, logrando una mayor sincronización entre la generación de la imagen y su representación en pantalla. El resultado es una experiencia más fluida, sin saltos ni líneas horizontales temporales molestas.

El ALLM (Auto Low Latency Mode) también afecta directamente a los juegos, porque es una función que evita tener que sumergirse en menús para activar el típico modo juegos que tienen muchas pantallas, que permite reducir la latencia. Esta función indica directamente a la pantalla que se está reproduciendo un juego, para activar la latencia baja. Incluso si en la misma consola o PC se pasa a otras cosas que no sean juegos, como vídeos en streaming, el propio ALLM le mandará una señal a la pantalla para desactivar el modo juegos.

Falta mencionar el QMS (Quick Media Switching) que acaba con las transiciones lentas que generan pantallas totalmente negras o blancas al cambiar entre contenidos con distinta tasa de refresco, por ejemplo trailers de películas. También pensando en los jugadores, está el QFT (Quick Frame Transportation), que reduce el tiempo de transporte de la señal, estrechando la latencia que hay desde que pulsamos un botón en el mando, teclado o ratón hasta que lo vemos reflejado en pantalla.

Cable HDMI Ultra High Speed o nada

Además del soporte del lado del televisor, la fuente de vídeo tendrá que estar conectada mediante un cable a la altura. Los cables para estos propósitos son los Ultra High Speed y sus precios, evidentemente, son más elevados: en Amazon un cable de esta calidad de solo medio metro cuesta 40 euros. Eso sí, el eARC es compatible también con cables HDMI High Speed con ethernet, ligeramente más baratos que los primeros.

(https://i.ibb.co/JpJhm9q/imagen-sin-titulo-2.jpg)

Lo curioso es que tenemos TVs con HDMI 2.1, aunque ojo que algunas de ellas no tienen todas las funciones que hemos mencionado, y cables compatibles, pero los reproductores con HDMI 2.1 brillan por su práctica inexistencia. A día de hoy como mucho se puede encontrar algún aparato con Android TV que lo soportan, pero es de esperar que los reproductores con HDMI 2.1 vayan llegando a lo largo de este año.

Entonces, ¿por qué me tendría que comprar una televisión con HDMI 2.1 si de momento no le voy a poder sacar partido? Primero, porque una TV no es un aparato que desechemos habitualmente tras uno o dos años desde su compra y que esté preparada para el futuro nos puede ahorrar unos euros a futuro. Y segundo, volviendo a los jugones, porque probablemente la nueva generación de consolas que están al caer incorporarán HDMI 2.1, y solo si tu tele cuenta con uno de estos conectores podrás disfrutar de la nueva experiencia al completo.
Lo sentimos pero no se le permite ver el contenido Registrate.