*

"Donald Trump asegura que “Rusia estuvo detrás del ‘hackeo’ de las elecciones”"

Iniciado Por melli77, El día 11 de Enero de 2017, 18:50:23 18:50



Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

Autor Tema: Donald Trump asegura que “Rusia estuvo detrás del ‘hackeo’ de las elecciones”  (Leído 15 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

  • MODERADOR
  • ******
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 188
  • -Tu has recibido: 25062
  • Mensajes: 9579
  • es
  • Sexo: Masculino
  • Eres inteligente cuando ves más allá de la puerta
El presidente electo de EEUU, Donald Trump, ofrece la primera rueda de prensa en más de cinco meses para intentar explicar temas personales que ha dejado sin respuesta y aclarar algunas dudas que surgen ante su mandato. La conferencia de prensa es la primera desde la que ofreció en Florida el 27 de julio pasado y tiene lugar cuando faltan nueve días para que tome posesión de la presidencia. Además, se celebra justo un día después de que se filtrara un supuesto informe de los servicios de Inteligencia que alertaría sobre información comprometedora en poder de Rusia que permitiría a este país chantajear al magnate.

Y precisamente este asunto ha sido lo primero de lo que ha hablado Trump ante la prensa y lo ha hecho para deslizar algunas críticas contra los medios que han publicado la filtración. “Nunca”, ha dicho, tuvieron que haberse filtrado informes difundidos en las últimas horas sobre supuestas operaciones de agentes rusos que pueden incluir material comprometido para él. “Es un sinsentido”, ha añadido y ha calificado de “mancha” para algunas empresas periodísticas el haber publicado esa información, al tiempo que ha alabado a las que no lo han hecho. En definitiva, ha señalado, esos informes “nunca tendrían que haberse escrito, nunca tendrían que haberse ‘hackeado’ y nunca tendrían que haberse difundido”. Y en un momento de la rueda de prensa, se ha negado a darle la palabra al periodista de CNN Jim Acosta para que le hicera una pregunta. Esa cadena de televisión fue la primera en publicar el martes la información sobre el dossier de las agencias de inteligencia estadounidenses.

Trump ha aprovechado este episodio para defenderse de las críticas que le han llovido sobre su cercanía a Rusia y a Vladimir Putin. “Rusia nunca ha intentado tener influencia sobre mí”, ha dicho. “No tengo nada que ver con Rusia: Ningún acuerdo, ningún préstamo, nada de nada”, ha insistido en la misma línea de los mensajes que ha publicado en las últimas horas en su cuenta de Twitter para contrarrestar las informaciones sobre el supuesto informe. “Gente enferma ha puesto esa basura junta”, ha llegado a lamentar. Y ha lanzado una acusación contra Rusia en respuesta a una de las numerosas preguntas que le han planteado, que ha sido el reconocimiento de una de las sospechas que han empañado las elecciones presidenciales: “Yo creo que fue Rusia” quien estuvo detrás del ‘hackeo’ de las elecciones.

El reconocimiento de Trump cambia sustancialmente la postura que ha venido defendiendo el republicano, que siempre se ha mostrado reacio a aceptar que Rusia estuviera detrás de estas acciones de pirateo informático, que afectaron especialmente al bando demócrata y que le beneficiaron a él. El presidente electo no ha respondido a la pregunta de si puede negar categóricamente que miembros de su equipo estuvieran en comunicación con agentes del servicio secreto ruso. El informe de inteligencia, en cambio, asegura que hay pruebas de que tres miembros de su círculo más cercano contactaron con agentes de Rusia en Praga antes de las elecciones.

Desde el punto de vista político, ha instado a no dar nada por sentado. El presidente electo ha afirmado que el Gobierno de Barack Obama ha tenido una “muy mala relación” con el rival durante la Guerra Fría y ha adelantado que él no sabe “cómo se llevará” con Putin. “Gustarle a Putin es un punto a mi favor, no un problema”, ha apostillado, ante las preguntas de los periodistas. El magnate espera lograr alianzas con Moscú para colaborar, por ejemplo, en la lucha contra el terrorismo. “No olvidemos que el Gobierno actual creó Estado Islámico al salir de Irak en el momento inadecuado”, ha apostillado, recuperando una de las críticas más duras que ha pronunciado contra Obama y su equipo.

Sobre su relación comercial con Rusia, ha admitido que “podríamos hacer negocios (en ese país), pero no me parece oportuno porque podría tener muchos problemas”. Al hilo de este comentario ha revelado que ha rechazado este mismo fin de semana un contrato de 2.000 millones de dólares en Dubai “porque no puedo tener conflictos, soy presidente”. Su doble papel de empresario y presidente también ha ocupado una parte de la comparecencia. Concretamente, ha sido su abogada, Sheri Dillon, quien ha explicado que los bienes de la Trump Organization, que incluye centenares de empresas, serán transferidos a un fideicomiso antes del 20 de enero, que será supervisado por sus dos hijos. Por su parte, el presidente electo dimitirá de todos los cargos que ocupa en las empresas.

Dillon ha aclarado que Trump no venderá sus negocios, pero tampoco establecerá otros nuevos en el extranjero durante su presidencia. Además, las operaciones domésticas serán objeto de una escrupulosa supervisión para evitar conflictos de intereses. Toda esta intervención de la abogada no despeja sin embargo las dudas que han planteado algunos juristas sobre el hecho de que familiares tan cercanos al presidente como sus hijos sean quienes se hagan cargo de sus empresas. En realidad, la única forma de que no existiera ni la más leve sombra de sospecha sería que el fideicomiso fuera controlado por una persona completamente ajena a los Trump.

Trump, por otra parte, ha avanzado que en las próximas semanas se anunciarán “grandes noticias” sobre empresas que van a expandir sus operaciones en el país y ha recordado los planes dados ya a conocer por compañías como Ford. “Creo que muchas industrias van a volver (a EEUU)”, ha afirmado el presidente electo que ha asegurado que va a ser “el mayor productor de empleos que Dios ha creado nunca”. Se ha referido específicamente al sector farmacéutico, lamentando que la mayoría de los medicamentos que se consumen en Estados Unidos se fabriquen fuera y ha señalado que es necesario el retorno de esa producción. Además, ha expresado su intención de reformar los procesos de compra de productos farmacéuticos para ahorrar “miles de millones de dólares”.

Lo sentimos pero no se le permite ver el contenido Registrate.

 

Powered by EzPortal