"El Manuscrito de Zhendu" Capitulo 1 -Primeros Tiempos.

.
*

" "El Manuscrito de Zhendu" Capitulo 1 -Primeros Tiempos."

Iniciado Por sve79, El día 13 de Septiembre de 2014, 11:16:37 11:16



Autor Tema: "El Manuscrito de Zhendu" Capitulo 1 -Primeros Tiempos.  (Leído 49675 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

  • MODERADOR
  • ******
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 419
  • -Tu has recibido: 1294
  • Mensajes: 28939
  • es
  • Sexo: Masculino
Re:proposicion de juego por serjey
« Respuesta #390 en: 26 de Noviembre de 2014, 15:55:18 15:55 »
Érase una vez… una estrella que brillaba más que ninguna otra en el cielo, iluminando la línea del horizonte y haciendo que la noche se hiciera día, era lo más hermoso que jamás habíamos visto hasta que se hizo de día y vimos cómo, todo lo que habíamos imaginado, tan sólo fuera un sueño.  Volviendo a la cama seguimos imaginando como sería la vida, antes del virus, que convertía  mi flor en una coliflor.

Pero de repente, mirando la estrella, comprendimos que la vida era cada vez más difícil para algunos, se había convertido en un caos, sólo los poderosos tenían el privilegio de seguir avanzando  a costa de los primos, que sólo PAGAMOS impuestos  mientras descuidábamos los valores importantes de la vida, aun sabiendo que un día, no muy lejano,  iban a sufrir en sus propias carnes  todo lo que vivimos en tiempos tan adversos.

Un día descubrí,  casi por casualidad,  que justo en lo alto de la montaña se reflejaba una luz, entonces decidí subir para verla y allí sentado estaba Eusebio, le pregunte que hacia allí, él me contestó que miraba aquella luz tan brillante que surgía DESDE Soto del Real, no entendía como aquello se le iba de las manos, la humanidad no comprendía los cambios que se estaban dando en la tierra, como por ejemplo el cambio climático, cuando de repente una explosión me devolvió a la realidad.  La luz de aquella estrella iluminaba todo el valle.

Decidí que teníamos que seguir luchando y haciendo camino al andar, como dijo aquel buen escritor “dejar un mundo mejor”, que las generaciones venideras no tuvieran que estar sufriendo las miserias, que  con nuestra vanidad y orgullo habíamos generado,  sin pensar que todo se nos volvería en contra nuestra,  por no luchar por la libertad de poder decidir libremente nuestro destino.

Aquella luz era el principio  de una larga guerra encarnizada, donde perdería el ser humano, sería una lucha contra el hambre,  la corrupción, la miseria… El egoísmo del hombre era tal, que nunca se pensó que los recursos de la tierra se terminarían y crearían un colapso total.  Tal vez,  aun quedaría tiempo para intentar reconducir toda la situación si alguien hallaba el manuscrito de Zendhu, que se encontraba en el cajón de los desastres imaginarios.

Pero sólo un ser, de los llamados corruptos,  podía hacer que todo aquello volviera a encaminarse hacia una batalla sangrienta, una batalla que tenía origen maligno, el cual nos iba a llevar a la destrucción y…  a la posible extinción. El ser humano tenía que buscar una solución a este desastre sin precedentes.

De repente apareció una bella dama, era como una diosa y, con solo mirarla, podías ver la alegría en su mirada, era ella, la elegida!!! ESTA mujer,  llamada Xío,  era el estandarte que nos guiaría hacia el final del camino, un camino duro,  pero Xío,  descendiente de una estirpe Samurai, tenía el orgullo y el valor suficiente para llevarnos a todos a luchar, por lo que cogió su espada en alto y gritando lanzó este mensaje..."la raza humana luchara por su supervivencia",  todos juntos lo podremos y, con los espíritus del averno, bailaríamos incontrolados hasta la madrugada, sin pensar en lo que pasaría al amanecer, Xío era todo lo que cualquier hombre podría esperar de una guerrera, valiente tenaz, con solo verla se cortaba la respiración. Aquella mirada desafiante,  ese pelo negro  que caía por su espalda bordeando la piel morena de sus pechos…, ella tenía el poder para llevarnos a la batalla y, al mismo tiempo, seguir siendo una mujer que añoraba regresar con su familia.  Al mirarla sentí un escalofrío, tenía la mirada perdida,  quizás estaba pensando en lo que se nos venía encima o quizás por donde quería empezar, buscaría el manuscrito de Zendhu en la cima del monte perdido, aunque no era tarea fácil,  Xío se encaminaba a la montaña con paso firme, de repente se cruzó con un enorme oso pardo de al menos doscientos kilos, mirándola fijamente, ella cogió su espada y sin temor en su mirada le asestó un golpe mortal.  Con la piel del animal se ha fabricado una vela capaz de aguantar los mayores temporales cuando llegue al mar.


Estando ya en la cima, Xío advirtió la presencia de sus peores enemigos, los corruptos que la impedían acercarse al fondo de la gruta, entonces ideó un gran plan para entrar, y con ayuda de la vela se camufló  para poder llegar hasta la entrada de aquella cueva tan oscura que daba miedo. Necesitaría algo para ver por la oscuridad y se puso a fabricar una antorcha con una rama y pelos de la piel del oso, yo la observaba desde la distancia mientras pensaba en ayudarle pero la imagen de un chamán me tenía congelado de miedo, un sudor frío me recorría por todo el cuerpo mientras el chamán se acercada cada vez más, se puso delante de Xío y con voz de estar muerto de frío le dijo: “los fantasmas del averno esperan a cada alma aventurada en la sala oscura del infierno”.  Ni corta ni perezosa cogió la antorcha y me dijo: “Acompáñame”, y juntos los dos, nos adentramos en las profundidades de la cueva.


Conforme nos íbamos acercando donde estaba el manuscrito de Zendhu una intensa luz iluminaba toda la bóveda,  una luz que brillaba como ninguna otra, había que encontrar, de una vez por todas, el manuscrito.  Bajar del altar antes de que llegara la oscura noche con sus personajes misteriosos, que rondan por la cueva protegiendo el manuscrito.


Unas voces de ultratumba empezaban a oírse de una forma grotesca, armándome de valor dije con voz entrecortada "¡¡Xío cuidado!!" (estaba  al borde de una grieta que llevaba al mismísimo reino de los fantasmas del apocalipsis que me atormentaban) cuando de repente una fuerte explosión me sorprendió y quedé paralizado, no me salía ni la voz, de repente desperté del sueño atroz que me invadía.


Entonces, empecé a dudar si el manuscrito de Zendhu era verdad o producto de mi imaginación,  Xío era tan real, que no me podía imaginar que solo fuera un sueño, todo esto me hizo pensar en el pasado ancestral de la raza humana, por suerte,  pude comprobar con mis propios ojos, que todo era un montaje de unos pocos, que pretendían conseguir el manuscrito para encontrar la ruta hacia el poblado, y allí, encontrar la fórmula para dominar el mundo.


Xío se tenía que adelantar, pero cuando quiso comenzar su camino, tuvo una breve duda, ¿era el chamán fruto de la ira de los corruptos? Esa pregunta se la hacía cuando las pesadillas se apoderaban de su mente cada vez que cerraba los ojos, necesitaba sentir el frio de su espada, para darse CUENTA de que no era producto de su temor a perder la batalla.Fue entonces cuando decidió que espada en mano se tenia que poner a luchar contra todo aquello que pusiera en peligro la búsqueda del manuscrito y aquellos que se opongan quedarán marcados por el filo de su arma. Sin dudar, se puso manos a la obra y escogió la mejor opción,bajar de la montaña y dirigirse hacia la ciudad perdida donde estaban los malignos fantasmas que me traían cada pesadilla escalofriante al cerrar los ojos, pero sin titubear un instante baje calle abajo y sin casi darme cuenta tropecé con algo que había delante, parecía como si un duende, u otro ser mágico, pretendiera entorpecerme el camino hacia la gran cúpula del manuscrito ancestral,mientras la ciudad dormía, alguien se estaba dedicando a hacer uso de la fuerza, saqueando sin sentido todas las salas por las que debería de pasar antes de encontrar al primero de los corruptos. Frente a la entrada de la puerta principal, le estaba esperando la primera de sus pesadillas aquello que tanto temía estaba sucediendo y era real. Entonces, cuando quiso ponerse a resolver el asunto su espada pareció cobrar vida propia transformándose en una auténtica arma destructora.


En otro lugar del mundo Barcenote que era el jefe del ejército del emperador Yoshimiro, esperaba el mejor momento para comenzar su andadura hacia la gloria, él sería quien lograse que todo el poder se transfiriera a Xío para crear una maquina de matar perfecta. Mientras en Rusia se preparaban para impedir que Barcenote pudiese conquistar la tierra de los verdaderos glaciares de hielo que se adentraban en el océano mientras yo pensaba que podia hacer para que Xio y Barcenote uniesen sus fuerzas para lograr CONTROLAR el estrecho de Bering, el ejército se prepara para comenzar una larga andadura hacia la estepa helada de siberia, provistos de armamento, comida y abundante ropa de abrigo para emprender la mayor ofensiva sobre el enemigo que jamás dará su brazo a torcer.

Empezamos la andadura hacia la conquista de Chabarowsk ciudad judía emplazada en lo alto de la ciudad del Katmandú, sin embargo se divisaba en el horizonte un mar de enormes bloques de hielo y no se divisaba camino alguno hacia la misteriosa ciudad. Xío recordó lo que su maestro Caolin le hizo ver un inolvidable día de su lejano pasado, cuando tenía que vencer sus numerosos temores,  y aprendió que las virtudes de la verdadera cualidad con la que nació era el poder de sugestión sobre las demás mentes.

Xío con voz temblorosa dijo por primera vez tengo miedo, pero no puedo venirme abajo, debo mantener la concentración y el ánimo. Y así fue como empezó a dar ordenes, los soldados comenzaron a mirar el paisaje desolador que tenían delante, entonces. decidieron que lo mejor era olvidarse del entorno y concentrarse en la batalla, si querían seguir con vida. De repente una espada rozó su hombro y la sangre empezó a manar, al mismo tiempo, empecé a darme cuenta cómo las heridas cicatrizaban solas, era magia pura, no podía creer lo que estaba viendo aunque hacia tiempo intuía algo, había algo en mi interior que me decía que Xío era más poderosa que cualquier arma que pudiera tener el enemigo. ¿Me estaria enamorando de una mujer mágica e irreal?

Muy lejos de allí, Barcenote, una vez se apoderó de territorios y parajes lejanos ideo un plan para conquistar la colindante ciudad de Afstradanot, a gran velocidad sus ejércitos empezaron a sitiar la ciudad, al mismo tiempo envió un emisario para evitar un baño de sangre si se rendían, pero pudo comprobar por sus dotes adivinatorios que todo aquello estaba ya muy avanzado, nada impediría que la muerte de sus compañeros le arrebatara la gloria de conquistar afstradanot. Al mismo tiempo algo ocurria en Soto Del Real donde el glorioso General Risquez, convocaba a todos los ejercitos de lo más profundo de los suburbios, para disponerse a atacar. Se preparaba una gran contienda y se notaba en cada uno la tension por lo que estaba a punto de ocurrir, en ese momento se oyó un gran estruendo a unos pocos metros de distancia, a los pocos segundos apareció lo que parecía ser la imagen de un ser de otro planeta  y que supuestamente  no deberia estar aqui, aquello era el mismisimo diablo con unas dimensiones que desanimarón a Barcenote en un principio a pesar de su corpulencia estimaba que en un par de años sentiría más pasión dentro que en el mismisimo infierno.

Mientras tanto, Xio  pareció adivinar lo que después se le vendría encima, todo un ejercito de mujeres poderosas, corruptas llenas de pensamientos obscenos comenzaron a mostrar sus cuerpos a los integrantes de su ejercito, quienes con ojos atónitos miraban como se acercaban sin ofrecer ninguna resistencia y sus espadas caían al suelo, sucumbiendo al aroma que esos cuerpos desnudos proporcionaban, empezaron a quitarse de encima la ropa y aquello fue lo último que vieron.

Nuevamente Xio hizo uso de sus poderes para comenzar una nueva ronda de negociaciones con sus generales, había que encontrar la forma de parar esta sangrienta e innecesaria batalla entre los seres humanos, había que empezar a poner paz entre los malditos, que un día sucumbieron a la sed de sangre, y el resto de la humanidad,aquello me hizo pensar que tenía que dirigir mis ejércitos al mando de Xío para destrozar al todopoderozo Barcenote, que había roto los acuerdos entonces llame al capitán serje que se encontraba reunido con el general Risquez en la mansión de niko, donde planearon como acabar con el cachondeo.Dayoli,sve ,gabriel fueron llegando y pasaron directos al sofá, había que acabar la contienda antes del amanecer. Todos estaban ansiosos por darle su merecido, pero él intentaba`por todos los medios ignorar a los indeseables de Barcenote y sus malos modales, no dejaban que se acercara nadie a su alrededor.

Aquella noche, Arguiles supo como asaltar la fortaleza de su gran enemigo el invencible, le preparó una trampa de lo más inesperado usando los pantalones de su compañero para simular la presencia de su peor y mas temido capitán general Poloño un hombre hecho a si mismo gran militar y su general de división, comandando un basto ejército de harapientos soldados que matarían por un pedazo de tierra que llevarse a sus reinados. Mientras, Alopez, exiliado en su fortaleza de Alcalá Meco esperaba noticias de sus aliados antes de volver a tortugaf,trueno y chachote.

Al día siguiente después de la revisión de las tropas, comenzaron la andadura hacia la caverna del mendigo herrante, donde esperaban conseguir por fin el tan ansiado tesoro que tanto tiempo llevaban buscando pero que siempre se les resistía.

  • SUPER MODERADOR
  • ******
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 620
  • -Tu has recibido: 8794
  • Mensajes: 38245
  • 00
  • Sexo: Masculino
  • Error 404: Democracia not found
Re:proposicion de juego por serjey
« Respuesta #391 en: 26 de Noviembre de 2014, 16:33:49 16:33 »
Érase una vez… una estrella que brillaba más que ninguna otra en el cielo, iluminando la línea del horizonte y haciendo que la noche se hiciera día, era lo más hermoso que jamás habíamos visto hasta que se hizo de día y vimos cómo, todo lo que habíamos imaginado, tan sólo fuera un sueño.  Volviendo a la cama seguimos imaginando como sería la vida, antes del virus, que convertía  mi flor en una coliflor.

Pero de repente, mirando la estrella, comprendimos que la vida era cada vez más difícil para algunos, se había convertido en un caos, sólo los poderosos tenían el privilegio de seguir avanzando  a costa de los primos, que sólo PAGAMOS impuestos  mientras descuidábamos los valores importantes de la vida, aun sabiendo que un día, no muy lejano,  iban a sufrir en sus propias carnes  todo lo que vivimos en tiempos tan adversos.

Un día descubrí,  casi por casualidad,  que justo en lo alto de la montaña se reflejaba una luz, entonces decidí subir para verla y allí sentado estaba Eusebio, le pregunte que hacia allí, él me contestó que miraba aquella luz tan brillante que surgía DESDE Soto del Real, no entendía como aquello se le iba de las manos, la humanidad no comprendía los cambios que se estaban dando en la tierra, como por ejemplo el cambio climático, cuando de repente una explosión me devolvió a la realidad.  La luz de aquella estrella iluminaba todo el valle.

Decidí que teníamos que seguir luchando y haciendo camino al andar, como dijo aquel buen escritor “dejar un mundo mejor”, que las generaciones venideras no tuvieran que estar sufriendo las miserias, que  con nuestra vanidad y orgullo habíamos generado,  sin pensar que todo se nos volvería en contra nuestra,  por no luchar por la libertad de poder decidir libremente nuestro destino.

Aquella luz era el principio  de una larga guerra encarnizada, donde perdería el ser humano, sería una lucha contra el hambre,  la corrupción, la miseria… El egoísmo del hombre era tal, que nunca se pensó que los recursos de la tierra se terminarían y crearían un colapso total.  Tal vez,  aun quedaría tiempo para intentar reconducir toda la situación si alguien hallaba el manuscrito de Zendhu, que se encontraba en el cajón de los desastres imaginarios.

Pero sólo un ser, de los llamados corruptos,  podía hacer que todo aquello volviera a encaminarse hacia una batalla sangrienta, una batalla que tenía origen maligno, el cual nos iba a llevar a la destrucción y…  a la posible extinción. El ser humano tenía que buscar una solución a este desastre sin precedentes.

De repente apareció una bella dama, era como una diosa y, con solo mirarla, podías ver la alegría en su mirada, era ella, la elegida!!! ESTA mujer,  llamada Xío,  era el estandarte que nos guiaría hacia el final del camino, un camino duro,  pero Xío,  descendiente de una estirpe Samurai, tenía el orgullo y el valor suficiente para llevarnos a todos a luchar, por lo que cogió su espada en alto y gritando lanzó este mensaje..."la raza humana luchara por su supervivencia",  todos juntos lo podremos y, con los espíritus del averno, bailaríamos incontrolados hasta la madrugada, sin pensar en lo que pasaría al amanecer, Xío era todo lo que cualquier hombre podría esperar de una guerrera, valiente tenaz, con solo verla se cortaba la respiración. Aquella mirada desafiante,  ese pelo negro  que caía por su espalda bordeando la piel morena de sus pechos…, ella tenía el poder para llevarnos a la batalla y, al mismo tiempo, seguir siendo una mujer que añoraba regresar con su familia.  Al mirarla sentí un escalofrío, tenía la mirada perdida,  quizás estaba pensando en lo que se nos venía encima o quizás por donde quería empezar, buscaría el manuscrito de Zendhu en la cima del monte perdido, aunque no era tarea fácil,  Xío se encaminaba a la montaña con paso firme, de repente se cruzó con un enorme oso pardo de al menos doscientos kilos, mirándola fijamente, ella cogió su espada y sin temor en su mirada le asestó un golpe mortal.  Con la piel del animal se ha fabricado una vela capaz de aguantar los mayores temporales cuando llegue al mar.


Estando ya en la cima, Xío advirtió la presencia de sus peores enemigos, los corruptos que la impedían acercarse al fondo de la gruta, entonces ideó un gran plan para entrar, y con ayuda de la vela se camufló  para poder llegar hasta la entrada de aquella cueva tan oscura que daba miedo. Necesitaría algo para ver por la oscuridad y se puso a fabricar una antorcha con una rama y pelos de la piel del oso, yo la observaba desde la distancia mientras pensaba en ayudarle pero la imagen de un chamán me tenía congelado de miedo, un sudor frío me recorría por todo el cuerpo mientras el chamán se acercada cada vez más, se puso delante de Xío y con voz de estar muerto de frío le dijo: “los fantasmas del averno esperan a cada alma aventurada en la sala oscura del infierno”.  Ni corta ni perezosa cogió la antorcha y me dijo: “Acompáñame”, y juntos los dos, nos adentramos en las profundidades de la cueva.


Conforme nos íbamos acercando donde estaba el manuscrito de Zendhu una intensa luz iluminaba toda la bóveda,  una luz que brillaba como ninguna otra, había que encontrar, de una vez por todas, el manuscrito.  Bajar del altar antes de que llegara la oscura noche con sus personajes misteriosos, que rondan por la cueva protegiendo el manuscrito.


Unas voces de ultratumba empezaban a oírse de una forma grotesca, armándome de valor dije con voz entrecortada "¡¡Xío cuidado!!" (estaba  al borde de una grieta que llevaba al mismísimo reino de los fantasmas del apocalipsis que me atormentaban) cuando de repente una fuerte explosión me sorprendió y quedé paralizado, no me salía ni la voz, de repente desperté del sueño atroz que me invadía.


Entonces, empecé a dudar si el manuscrito de Zendhu era verdad o producto de mi imaginación,  Xío era tan real, que no me podía imaginar que solo fuera un sueño, todo esto me hizo pensar en el pasado ancestral de la raza humana, por suerte,  pude comprobar con mis propios ojos, que todo era un montaje de unos pocos, que pretendían conseguir el manuscrito para encontrar la ruta hacia el poblado, y allí, encontrar la fórmula para dominar el mundo.


Xío se tenía que adelantar, pero cuando quiso comenzar su camino, tuvo una breve duda, ¿era el chamán fruto de la ira de los corruptos? Esa pregunta se la hacía cuando las pesadillas se apoderaban de su mente cada vez que cerraba los ojos, necesitaba sentir el frio de su espada, para darse CUENTA de que no era producto de su temor a perder la batalla.Fue entonces cuando decidió que espada en mano se tenia que poner a luchar contra todo aquello que pusiera en peligro la búsqueda del manuscrito y aquellos que se opongan quedarán marcados por el filo de su arma. Sin dudar, se puso manos a la obra y escogió la mejor opción,bajar de la montaña y dirigirse hacia la ciudad perdida donde estaban los malignos fantasmas que me traían cada pesadilla escalofriante al cerrar los ojos, pero sin titubear un instante baje calle abajo y sin casi darme cuenta tropecé con algo que había delante, parecía como si un duende, u otro ser mágico, pretendiera entorpecerme el camino hacia la gran cúpula del manuscrito ancestral,mientras la ciudad dormía, alguien se estaba dedicando a hacer uso de la fuerza, saqueando sin sentido todas las salas por las que debería de pasar antes de encontrar al primero de los corruptos. Frente a la entrada de la puerta principal, le estaba esperando la primera de sus pesadillas aquello que tanto temía estaba sucediendo y era real. Entonces, cuando quiso ponerse a resolver el asunto su espada pareció cobrar vida propia transformándose en una auténtica arma destructora.


En otro lugar del mundo Barcenote que era el jefe del ejército del emperador Yoshimiro, esperaba el mejor momento para comenzar su andadura hacia la gloria, él sería quien lograse que todo el poder se transfiriera a Xío para crear una maquina de matar perfecta. Mientras en Rusia se preparaban para impedir que Barcenote pudiese conquistar la tierra de los verdaderos glaciares de hielo que se adentraban en el océano mientras yo pensaba que podia hacer para que Xio y Barcenote uniesen sus fuerzas para lograr CONTROLAR el estrecho de Bering, el ejército se prepara para comenzar una larga andadura hacia la estepa helada de siberia, provistos de armamento, comida y abundante ropa de abrigo para emprender la mayor ofensiva sobre el enemigo que jamás dará su brazo a torcer.

Empezamos la andadura hacia la conquista de Chabarowsk ciudad judía emplazada en lo alto de la ciudad del Katmandú, sin embargo se divisaba en el horizonte un mar de enormes bloques de hielo y no se divisaba camino alguno hacia la misteriosa ciudad. Xío recordó lo que su maestro Caolin le hizo ver un inolvidable día de su lejano pasado, cuando tenía que vencer sus numerosos temores,  y aprendió que las virtudes de la verdadera cualidad con la que nació era el poder de sugestión sobre las demás mentes.

Xío con voz temblorosa dijo por primera vez tengo miedo, pero no puedo venirme abajo, debo mantener la concentración y el ánimo. Y así fue como empezó a dar ordenes, los soldados comenzaron a mirar el paisaje desolador que tenían delante, entonces. decidieron que lo mejor era olvidarse del entorno y concentrarse en la batalla, si querían seguir con vida. De repente una espada rozó su hombro y la sangre empezó a manar, al mismo tiempo, empecé a darme cuenta cómo las heridas cicatrizaban solas, era magia pura, no podía creer lo que estaba viendo aunque hacia tiempo intuía algo, había algo en mi interior que me decía que Xío era más poderosa que cualquier arma que pudiera tener el enemigo. ¿Me estaria enamorando de una mujer mágica e irreal?

Muy lejos de allí, Barcenote, una vez se apoderó de territorios y parajes lejanos ideo un plan para conquistar la colindante ciudad de Afstradanot, a gran velocidad sus ejércitos empezaron a sitiar la ciudad, al mismo tiempo envió un emisario para evitar un baño de sangre si se rendían, pero pudo comprobar por sus dotes adivinatorios que todo aquello estaba ya muy avanzado, nada impediría que la muerte de sus compañeros le arrebatara la gloria de conquistar afstradanot. Al mismo tiempo algo ocurria en Soto Del Real donde el glorioso General Risquez, convocaba a todos los ejercitos de lo más profundo de los suburbios, para disponerse a atacar. Se preparaba una gran contienda y se notaba en cada uno la tension por lo que estaba a punto de ocurrir, en ese momento se oyó un gran estruendo a unos pocos metros de distancia, a los pocos segundos apareció lo que parecía ser la imagen de un ser de otro planeta  y que supuestamente  no deberia estar aqui, aquello era el mismisimo diablo con unas dimensiones que desanimarón a Barcenote en un principio a pesar de su corpulencia estimaba que en un par de años sentiría más pasión dentro que en el mismisimo infierno.

Mientras tanto, Xio  pareció adivinar lo que después se le vendría encima, todo un ejercito de mujeres poderosas, corruptas llenas de pensamientos obscenos comenzaron a mostrar sus cuerpos a los integrantes de su ejercito, quienes con ojos atónitos miraban como se acercaban sin ofrecer ninguna resistencia y sus espadas caían al suelo, sucumbiendo al aroma que esos cuerpos desnudos proporcionaban, empezaron a quitarse de encima la ropa y aquello fue lo último que vieron.

Nuevamente Xio hizo uso de sus poderes para comenzar una nueva ronda de negociaciones con sus generales, había que encontrar la forma de parar esta sangrienta e innecesaria batalla entre los seres humanos, había que empezar a poner paz entre los malditos, que un día sucumbieron a la sed de sangre, y el resto de la humanidad,aquello me hizo pensar que tenía que dirigir mis ejércitos al mando de Xío para destrozar al todopoderozo Barcenote, que había roto los acuerdos entonces llame al capitán serje que se encontraba reunido con el general Risquez en la mansión de niko, donde planearon como acabar con el cachondeo.Dayoli,sve ,gabriel fueron llegando y pasaron directos al sofá, había que acabar la contienda antes del amanecer. Todos estaban ansiosos por darle su merecido, pero él intentaba`por todos los medios ignorar a los indeseables de Barcenote y sus malos modales, no dejaban que se acercara nadie a su alrededor.

Aquella noche, Arguiles supo como asaltar la fortaleza de su gran enemigo el invencible, le preparó una trampa de lo más inesperado usando los pantalones de su compañero para simular la presencia de su peor y mas temido capitán general Poloño un hombre hecho a si mismo gran militar y su general de división, comandando un basto ejército de harapientos soldados que matarían por un pedazo de tierra que llevarse a sus reinados. Mientras, Alopez, exiliado en su fortaleza de Alcalá Meco esperaba noticias de sus aliados antes de volver a tortugaf,trueno y chachote.

Al día siguiente después de la revisión de las tropas, comenzaron la andadura hacia la caverna del mendigo herrante, donde esperaban conseguir por fin el tan ansiado tesoro que tanto tiempo llevaban buscando pero que siempre se les resistía. El famoso manuscrito de Zendhu


Es imposible no extrañarte,  tu presencia iluminaba este foro. Jamás te olvidaremos amigo bizen

  • SUPER MODERADOR
  • ******
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 780
  • -Tu has recibido: 5112
  • Mensajes: 31736
  • 00
  • Sexo: Masculino
  • SIEMPRE DAYOLI
Re:proposicion de juego por serjey
« Respuesta #392 en: 26 de Noviembre de 2014, 19:42:22 19:42 »
Érase una vez… una estrella que brillaba más que ninguna otra en el cielo, iluminando la línea del horizonte y haciendo que la noche se hiciera día, era lo más hermoso que jamás habíamos visto hasta que se hizo de día y vimos cómo, todo lo que habíamos imaginado, tan sólo fuera un sueño.  Volviendo a la cama seguimos imaginando como sería la vida, antes del virus, que convertía  mi flor en una coliflor.

Pero de repente, mirando la estrella, comprendimos que la vida era cada vez más difícil para algunos, se había convertido en un caos, sólo los poderosos tenían el privilegio de seguir avanzando  a costa de los primos, que sólo PAGAMOS impuestos  mientras descuidábamos los valores importantes de la vida, aun sabiendo que un día, no muy lejano,  iban a sufrir en sus propias carnes  todo lo que vivimos en tiempos tan adversos.

Un día descubrí,  casi por casualidad,  que justo en lo alto de la montaña se reflejaba una luz, entonces decidí subir para verla y allí sentado estaba Eusebio, le pregunte que hacia allí, él me contestó que miraba aquella luz tan brillante que surgía DESDE Soto del Real, no entendía como aquello se le iba de las manos, la humanidad no comprendía los cambios que se estaban dando en la tierra, como por ejemplo el cambio climático, cuando de repente una explosión me devolvió a la realidad.  La luz de aquella estrella iluminaba todo el valle.

Decidí que teníamos que seguir luchando y haciendo camino al andar, como dijo aquel buen escritor “dejar un mundo mejor”, que las generaciones venideras no tuvieran que estar sufriendo las miserias, que  con nuestra vanidad y orgullo habíamos generado,  sin pensar que todo se nos volvería en contra nuestra,  por no luchar por la libertad de poder decidir libremente nuestro destino.

Aquella luz era el principio  de una larga guerra encarnizada, donde perdería el ser humano, sería una lucha contra el hambre,  la corrupción, la miseria… El egoísmo del hombre era tal, que nunca se pensó que los recursos de la tierra se terminarían y crearían un colapso total.  Tal vez,  aun quedaría tiempo para intentar reconducir toda la situación si alguien hallaba el manuscrito de Zendhu, que se encontraba en el cajón de los desastres imaginarios.

Pero sólo un ser, de los llamados corruptos,  podía hacer que todo aquello volviera a encaminarse hacia una batalla sangrienta, una batalla que tenía origen maligno, el cual nos iba a llevar a la destrucción y…  a la posible extinción. El ser humano tenía que buscar una solución a este desastre sin precedentes.

De repente apareció una bella dama, era como una diosa y, con solo mirarla, podías ver la alegría en su mirada, era ella, la elegida!!! ESTA mujer,  llamada Xío,  era el estandarte que nos guiaría hacia el final del camino, un camino duro,  pero Xío,  descendiente de una estirpe Samurai, tenía el orgullo y el valor suficiente para llevarnos a todos a luchar, por lo que cogió su espada en alto y gritando lanzó este mensaje..."la raza humana luchara por su supervivencia",  todos juntos lo podremos y, con los espíritus del averno, bailaríamos incontrolados hasta la madrugada, sin pensar en lo que pasaría al amanecer, Xío era todo lo que cualquier hombre podría esperar de una guerrera, valiente tenaz, con solo verla se cortaba la respiración. Aquella mirada desafiante,  ese pelo negro  que caía por su espalda bordeando la piel morena de sus pechos…, ella tenía el poder para llevarnos a la batalla y, al mismo tiempo, seguir siendo una mujer que añoraba regresar con su familia.  Al mirarla sentí un escalofrío, tenía la mirada perdida,  quizás estaba pensando en lo que se nos venía encima o quizás por donde quería empezar, buscaría el manuscrito de Zendhu en la cima del monte perdido, aunque no era tarea fácil,  Xío se encaminaba a la montaña con paso firme, de repente se cruzó con un enorme oso pardo de al menos doscientos kilos, mirándola fijamente, ella cogió su espada y sin temor en su mirada le asestó un golpe mortal.  Con la piel del animal se ha fabricado una vela capaz de aguantar los mayores temporales cuando llegue al mar.


Estando ya en la cima, Xío advirtió la presencia de sus peores enemigos, los corruptos que la impedían acercarse al fondo de la gruta, entonces ideó un gran plan para entrar, y con ayuda de la vela se camufló  para poder llegar hasta la entrada de aquella cueva tan oscura que daba miedo. Necesitaría algo para ver por la oscuridad y se puso a fabricar una antorcha con una rama y pelos de la piel del oso, yo la observaba desde la distancia mientras pensaba en ayudarle pero la imagen de un chamán me tenía congelado de miedo, un sudor frío me recorría por todo el cuerpo mientras el chamán se acercada cada vez más, se puso delante de Xío y con voz de estar muerto de frío le dijo: “los fantasmas del averno esperan a cada alma aventurada en la sala oscura del infierno”.  Ni corta ni perezosa cogió la antorcha y me dijo: “Acompáñame”, y juntos los dos, nos adentramos en las profundidades de la cueva.


Conforme nos íbamos acercando donde estaba el manuscrito de Zendhu una intensa luz iluminaba toda la bóveda,  una luz que brillaba como ninguna otra, había que encontrar, de una vez por todas, el manuscrito.  Bajar del altar antes de que llegara la oscura noche con sus personajes misteriosos, que rondan por la cueva protegiendo el manuscrito.


Unas voces de ultratumba empezaban a oírse de una forma grotesca, armándome de valor dije con voz entrecortada "¡¡Xío cuidado!!" (estaba  al borde de una grieta que llevaba al mismísimo reino de los fantasmas del apocalipsis que me atormentaban) cuando de repente una fuerte explosión me sorprendió y quedé paralizado, no me salía ni la voz, de repente desperté del sueño atroz que me invadía.


Entonces, empecé a dudar si el manuscrito de Zendhu era verdad o producto de mi imaginación,  Xío era tan real, que no me podía imaginar que solo fuera un sueño, todo esto me hizo pensar en el pasado ancestral de la raza humana, por suerte,  pude comprobar con mis propios ojos, que todo era un montaje de unos pocos, que pretendían conseguir el manuscrito para encontrar la ruta hacia el poblado, y allí, encontrar la fórmula para dominar el mundo.


Xío se tenía que adelantar, pero cuando quiso comenzar su camino, tuvo una breve duda, ¿era el chamán fruto de la ira de los corruptos? Esa pregunta se la hacía cuando las pesadillas se apoderaban de su mente cada vez que cerraba los ojos, necesitaba sentir el frio de su espada, para darse CUENTA de que no era producto de su temor a perder la batalla.Fue entonces cuando decidió que espada en mano se tenia que poner a luchar contra todo aquello que pusiera en peligro la búsqueda del manuscrito y aquellos que se opongan quedarán marcados por el filo de su arma. Sin dudar, se puso manos a la obra y escogió la mejor opción,bajar de la montaña y dirigirse hacia la ciudad perdida donde estaban los malignos fantasmas que me traían cada pesadilla escalofriante al cerrar los ojos, pero sin titubear un instante baje calle abajo y sin casi darme cuenta tropecé con algo que había delante, parecía como si un duende, u otro ser mágico, pretendiera entorpecerme el camino hacia la gran cúpula del manuscrito ancestral,mientras la ciudad dormía, alguien se estaba dedicando a hacer uso de la fuerza, saqueando sin sentido todas las salas por las que debería de pasar antes de encontrar al primero de los corruptos. Frente a la entrada de la puerta principal, le estaba esperando la primera de sus pesadillas aquello que tanto temía estaba sucediendo y era real. Entonces, cuando quiso ponerse a resolver el asunto su espada pareció cobrar vida propia transformándose en una auténtica arma destructora.


En otro lugar del mundo Barcenote que era el jefe del ejército del emperador Yoshimiro, esperaba el mejor momento para comenzar su andadura hacia la gloria, él sería quien lograse que todo el poder se transfiriera a Xío para crear una maquina de matar perfecta. Mientras en Rusia se preparaban para impedir que Barcenote pudiese conquistar la tierra de los verdaderos glaciares de hielo que se adentraban en el océano mientras yo pensaba que podia hacer para que Xio y Barcenote uniesen sus fuerzas para lograr CONTROLAR el estrecho de Bering, el ejército se prepara para comenzar una larga andadura hacia la estepa helada de siberia, provistos de armamento, comida y abundante ropa de abrigo para emprender la mayor ofensiva sobre el enemigo que jamás dará su brazo a torcer.

Empezamos la andadura hacia la conquista de Chabarowsk ciudad judía emplazada en lo alto de la ciudad del Katmandú, sin embargo se divisaba en el horizonte un mar de enormes bloques de hielo y no se divisaba camino alguno hacia la misteriosa ciudad. Xío recordó lo que su maestro Caolin le hizo ver un inolvidable día de su lejano pasado, cuando tenía que vencer sus numerosos temores,  y aprendió que las virtudes de la verdadera cualidad con la que nació era el poder de sugestión sobre las demás mentes.

Xío con voz temblorosa dijo por primera vez tengo miedo, pero no puedo venirme abajo, debo mantener la concentración y el ánimo. Y así fue como empezó a dar ordenes, los soldados comenzaron a mirar el paisaje desolador que tenían delante, entonces. decidieron que lo mejor era olvidarse del entorno y concentrarse en la batalla, si querían seguir con vida. De repente una espada rozó su hombro y la sangre empezó a manar, al mismo tiempo, empecé a darme cuenta cómo las heridas cicatrizaban solas, era magia pura, no podía creer lo que estaba viendo aunque hacia tiempo intuía algo, había algo en mi interior que me decía que Xío era más poderosa que cualquier arma que pudiera tener el enemigo. ¿Me estaria enamorando de una mujer mágica e irreal?

Muy lejos de allí, Barcenote, una vez se apoderó de territorios y parajes lejanos ideo un plan para conquistar la colindante ciudad de Afstradanot, a gran velocidad sus ejércitos empezaron a sitiar la ciudad, al mismo tiempo envió un emisario para evitar un baño de sangre si se rendían, pero pudo comprobar por sus dotes adivinatorios que todo aquello estaba ya muy avanzado, nada impediría que la muerte de sus compañeros le arrebatara la gloria de conquistar afstradanot. Al mismo tiempo algo ocurria en Soto Del Real donde el glorioso General Risquez, convocaba a todos los ejercitos de lo más profundo de los suburbios, para disponerse a atacar. Se preparaba una gran contienda y se notaba en cada uno la tension por lo que estaba a punto de ocurrir, en ese momento se oyó un gran estruendo a unos pocos metros de distancia, a los pocos segundos apareció lo que parecía ser la imagen de un ser de otro planeta  y que supuestamente  no deberia estar aqui, aquello era el mismisimo diablo con unas dimensiones que desanimarón a Barcenote en un principio a pesar de su corpulencia estimaba que en un par de años sentiría más pasión dentro que en el mismisimo infierno.

Mientras tanto, Xio  pareció adivinar lo que después se le vendría encima, todo un ejercito de mujeres poderosas, corruptas llenas de pensamientos obscenos comenzaron a mostrar sus cuerpos a los integrantes de su ejercito, quienes con ojos atónitos miraban como se acercaban sin ofrecer ninguna resistencia y sus espadas caían al suelo, sucumbiendo al aroma que esos cuerpos desnudos proporcionaban, empezaron a quitarse de encima la ropa y aquello fue lo último que vieron.

Nuevamente Xio hizo uso de sus poderes para comenzar una nueva ronda de negociaciones con sus generales, había que encontrar la forma de parar esta sangrienta e innecesaria batalla entre los seres humanos, había que empezar a poner paz entre los malditos, que un día sucumbieron a la sed de sangre, y el resto de la humanidad,aquello me hizo pensar que tenía que dirigir mis ejércitos al mando de Xío para destrozar al todopoderozo Barcenote, que había roto los acuerdos entonces llame al capitán serje que se encontraba reunido con el general Risquez en la mansión de niko, donde planearon como acabar con el cachondeo.Dayoli,sve ,gabriel fueron llegando y pasaron directos al sofá, había que acabar la contienda antes del amanecer. Todos estaban ansiosos por darle su merecido, pero él intentaba`por todos los medios ignorar a los indeseables de Barcenote y sus malos modales, no dejaban que se acercara nadie a su alrededor.

Aquella noche, Arguiles supo como asaltar la fortaleza de su gran enemigo el invencible, le preparó una trampa de lo más inesperado usando los pantalones de su compañero para simular la presencia de su peor y mas temido capitán general Poloño un hombre hecho a si mismo gran militar y su general de división, comandando un basto ejército de harapientos soldados que matarían por un pedazo de tierra que llevarse a sus reinados. Mientras, Alopez, exiliado en su fortaleza de Alcalá Meco esperaba noticias de sus aliados antes de volver a tortugaf,trueno y chachote.

Al día siguiente después de la revisión de las tropas, comenzaron la andadura hacia la caverna del mendigo herrante, donde esperaban conseguir por fin el tan ansiado tesoro que tanto tiempo llevaban buscando pero que siempre se les resistía. El famoso manuscrito de Zendhu era el objetivo del fantasma

  • INFORMATICO ZONASATELITE
  • *****
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 1286
  • -Tu has recibido: 2871
  • Mensajes: 2824
  • 00
  • Sexo: Masculino
Re:proposicion de juego por serjey
« Respuesta #393 en: 26 de Noviembre de 2014, 22:16:38 22:16 »
Érase una vez… una estrella que brillaba más que ninguna otra en el cielo, iluminando la línea del horizonte y haciendo que la noche se hiciera día, era lo más hermoso que jamás habíamos visto hasta que se hizo de día y vimos cómo, todo lo que habíamos imaginado, tan sólo fuera un sueño.  Volviendo a la cama seguimos imaginando como sería la vida, antes del virus, que convertía  mi flor en una coliflor.

Pero de repente, mirando la estrella, comprendimos que la vida era cada vez más difícil para algunos, se había convertido en un caos, sólo los poderosos tenían el privilegio de seguir avanzando  a costa de los primos, que sólo PAGAMOS impuestos  mientras descuidábamos los valores importantes de la vida, aun sabiendo que un día, no muy lejano,  iban a sufrir en sus propias carnes  todo lo que vivimos en tiempos tan adversos.

Un día descubrí,  casi por casualidad,  que justo en lo alto de la montaña se reflejaba una luz, entonces decidí subir para verla y allí sentado estaba Eusebio, le pregunte que hacia allí, él me contestó que miraba aquella luz tan brillante que surgía DESDE Soto del Real, no entendía como aquello se le iba de las manos, la humanidad no comprendía los cambios que se estaban dando en la tierra, como por ejemplo el cambio climático, cuando de repente una explosión me devolvió a la realidad.  La luz de aquella estrella iluminaba todo el valle.

Decidí que teníamos que seguir luchando y haciendo camino al andar, como dijo aquel buen escritor “dejar un mundo mejor”, que las generaciones venideras no tuvieran que estar sufriendo las miserias, que  con nuestra vanidad y orgullo habíamos generado,  sin pensar que todo se nos volvería en contra nuestra,  por no luchar por la libertad de poder decidir libremente nuestro destino.

Aquella luz era el principio  de una larga guerra encarnizada, donde perdería el ser humano, sería una lucha contra el hambre,  la corrupción, la miseria… El egoísmo del hombre era tal, que nunca se pensó que los recursos de la tierra se terminarían y crearían un colapso total.  Tal vez,  aun quedaría tiempo para intentar reconducir toda la situación si alguien hallaba el manuscrito de Zendhu, que se encontraba en el cajón de los desastres imaginarios.

Pero sólo un ser, de los llamados corruptos,  podía hacer que todo aquello volviera a encaminarse hacia una batalla sangrienta, una batalla que tenía origen maligno, el cual nos iba a llevar a la destrucción y…  a la posible extinción. El ser humano tenía que buscar una solución a este desastre sin precedentes.

De repente apareció una bella dama, era como una diosa y, con solo mirarla, podías ver la alegría en su mirada, era ella, la elegida!!! ESTA mujer,  llamada Xío,  era el estandarte que nos guiaría hacia el final del camino, un camino duro,  pero Xío,  descendiente de una estirpe Samurai, tenía el orgullo y el valor suficiente para llevarnos a todos a luchar, por lo que cogió su espada en alto y gritando lanzó este mensaje..."la raza humana luchara por su supervivencia",  todos juntos lo podremos y, con los espíritus del averno, bailaríamos incontrolados hasta la madrugada, sin pensar en lo que pasaría al amanecer, Xío era todo lo que cualquier hombre podría esperar de una guerrera, valiente tenaz, con solo verla se cortaba la respiración. Aquella mirada desafiante,  ese pelo negro  que caía por su espalda bordeando la piel morena de sus pechos…, ella tenía el poder para llevarnos a la batalla y, al mismo tiempo, seguir siendo una mujer que añoraba regresar con su familia.  Al mirarla sentí un escalofrío, tenía la mirada perdida,  quizás estaba pensando en lo que se nos venía encima o quizás por donde quería empezar, buscaría el manuscrito de Zendhu en la cima del monte perdido, aunque no era tarea fácil,  Xío se encaminaba a la montaña con paso firme, de repente se cruzó con un enorme oso pardo de al menos doscientos kilos, mirándola fijamente, ella cogió su espada y sin temor en su mirada le asestó un golpe mortal.  Con la piel del animal se ha fabricado una vela capaz de aguantar los mayores temporales cuando llegue al mar.


Estando ya en la cima, Xío advirtió la presencia de sus peores enemigos, los corruptos que la impedían acercarse al fondo de la gruta, entonces ideó un gran plan para entrar, y con ayuda de la vela se camufló  para poder llegar hasta la entrada de aquella cueva tan oscura que daba miedo. Necesitaría algo para ver por la oscuridad y se puso a fabricar una antorcha con una rama y pelos de la piel del oso, yo la observaba desde la distancia mientras pensaba en ayudarle pero la imagen de un chamán me tenía congelado de miedo, un sudor frío me recorría por todo el cuerpo mientras el chamán se acercada cada vez más, se puso delante de Xío y con voz de estar muerto de frío le dijo: “los fantasmas del averno esperan a cada alma aventurada en la sala oscura del infierno”.  Ni corta ni perezosa cogió la antorcha y me dijo: “Acompáñame”, y juntos los dos, nos adentramos en las profundidades de la cueva.


Conforme nos íbamos acercando donde estaba el manuscrito de Zendhu una intensa luz iluminaba toda la bóveda,  una luz que brillaba como ninguna otra, había que encontrar, de una vez por todas, el manuscrito.  Bajar del altar antes de que llegara la oscura noche con sus personajes misteriosos, que rondan por la cueva protegiendo el manuscrito.


Unas voces de ultratumba empezaban a oírse de una forma grotesca, armándome de valor dije con voz entrecortada "¡¡Xío cuidado!!" (estaba  al borde de una grieta que llevaba al mismísimo reino de los fantasmas del apocalipsis que me atormentaban) cuando de repente una fuerte explosión me sorprendió y quedé paralizado, no me salía ni la voz, de repente desperté del sueño atroz que me invadía.


Entonces, empecé a dudar si el manuscrito de Zendhu era verdad o producto de mi imaginación,  Xío era tan real, que no me podía imaginar que solo fuera un sueño, todo esto me hizo pensar en el pasado ancestral de la raza humana, por suerte,  pude comprobar con mis propios ojos, que todo era un montaje de unos pocos, que pretendían conseguir el manuscrito para encontrar la ruta hacia el poblado, y allí, encontrar la fórmula para dominar el mundo.


Xío se tenía que adelantar, pero cuando quiso comenzar su camino, tuvo una breve duda, ¿era el chamán fruto de la ira de los corruptos? Esa pregunta se la hacía cuando las pesadillas se apoderaban de su mente cada vez que cerraba los ojos, necesitaba sentir el frio de su espada, para darse CUENTA de que no era producto de su temor a perder la batalla.Fue entonces cuando decidió que espada en mano se tenia que poner a luchar contra todo aquello que pusiera en peligro la búsqueda del manuscrito y aquellos que se opongan quedarán marcados por el filo de su arma. Sin dudar, se puso manos a la obra y escogió la mejor opción,bajar de la montaña y dirigirse hacia la ciudad perdida donde estaban los malignos fantasmas que me traían cada pesadilla escalofriante al cerrar los ojos, pero sin titubear un instante baje calle abajo y sin casi darme cuenta tropecé con algo que había delante, parecía como si un duende, u otro ser mágico, pretendiera entorpecerme el camino hacia la gran cúpula del manuscrito ancestral,mientras la ciudad dormía, alguien se estaba dedicando a hacer uso de la fuerza, saqueando sin sentido todas las salas por las que debería de pasar antes de encontrar al primero de los corruptos. Frente a la entrada de la puerta principal, le estaba esperando la primera de sus pesadillas aquello que tanto temía estaba sucediendo y era real. Entonces, cuando quiso ponerse a resolver el asunto su espada pareció cobrar vida propia transformándose en una auténtica arma destructora.


En otro lugar del mundo Barcenote que era el jefe del ejército del emperador Yoshimiro, esperaba el mejor momento para comenzar su andadura hacia la gloria, él sería quien lograse que todo el poder se transfiriera a Xío para crear una maquina de matar perfecta. Mientras en Rusia se preparaban para impedir que Barcenote pudiese conquistar la tierra de los verdaderos glaciares de hielo que se adentraban en el océano mientras yo pensaba que podia hacer para que Xio y Barcenote uniesen sus fuerzas para lograr CONTROLAR el estrecho de Bering, el ejército se prepara para comenzar una larga andadura hacia la estepa helada de siberia, provistos de armamento, comida y abundante ropa de abrigo para emprender la mayor ofensiva sobre el enemigo que jamás dará su brazo a torcer.

Empezamos la andadura hacia la conquista de Chabarowsk ciudad judía emplazada en lo alto de la ciudad del Katmandú, sin embargo se divisaba en el horizonte un mar de enormes bloques de hielo y no se divisaba camino alguno hacia la misteriosa ciudad. Xío recordó lo que su maestro Caolin le hizo ver un inolvidable día de su lejano pasado, cuando tenía que vencer sus numerosos temores,  y aprendió que las virtudes de la verdadera cualidad con la que nació era el poder de sugestión sobre las demás mentes.

Xío con voz temblorosa dijo por primera vez tengo miedo, pero no puedo venirme abajo, debo mantener la concentración y el ánimo. Y así fue como empezó a dar ordenes, los soldados comenzaron a mirar el paisaje desolador que tenían delante, entonces. decidieron que lo mejor era olvidarse del entorno y concentrarse en la batalla, si querían seguir con vida. De repente una espada rozó su hombro y la sangre empezó a manar, al mismo tiempo, empecé a darme cuenta cómo las heridas cicatrizaban solas, era magia pura, no podía creer lo que estaba viendo aunque hacia tiempo intuía algo, había algo en mi interior que me decía que Xío era más poderosa que cualquier arma que pudiera tener el enemigo. ¿Me estaria enamorando de una mujer mágica e irreal?

Muy lejos de allí, Barcenote, una vez se apoderó de territorios y parajes lejanos ideo un plan para conquistar la colindante ciudad de Afstradanot, a gran velocidad sus ejércitos empezaron a sitiar la ciudad, al mismo tiempo envió un emisario para evitar un baño de sangre si se rendían, pero pudo comprobar por sus dotes adivinatorios que todo aquello estaba ya muy avanzado, nada impediría que la muerte de sus compañeros le arrebatara la gloria de conquistar afstradanot. Al mismo tiempo algo ocurria en Soto Del Real donde el glorioso General Risquez, convocaba a todos los ejercitos de lo más profundo de los suburbios, para disponerse a atacar. Se preparaba una gran contienda y se notaba en cada uno la tension por lo que estaba a punto de ocurrir, en ese momento se oyó un gran estruendo a unos pocos metros de distancia, a los pocos segundos apareció lo que parecía ser la imagen de un ser de otro planeta  y que supuestamente  no deberia estar aqui, aquello era el mismisimo diablo con unas dimensiones que desanimarón a Barcenote en un principio a pesar de su corpulencia estimaba que en un par de años sentiría más pasión dentro que en el mismisimo infierno.

Mientras tanto, Xio  pareció adivinar lo que después se le vendría encima, todo un ejercito de mujeres poderosas, corruptas llenas de pensamientos obscenos comenzaron a mostrar sus cuerpos a los integrantes de su ejercito, quienes con ojos atónitos miraban como se acercaban sin ofrecer ninguna resistencia y sus espadas caían al suelo, sucumbiendo al aroma que esos cuerpos desnudos proporcionaban, empezaron a quitarse de encima la ropa y aquello fue lo último que vieron.

Nuevamente Xio hizo uso de sus poderes para comenzar una nueva ronda de negociaciones con sus generales, había que encontrar la forma de parar esta sangrienta e innecesaria batalla entre los seres humanos, había que empezar a poner paz entre los malditos, que un día sucumbieron a la sed de sangre, y el resto de la humanidad,aquello me hizo pensar que tenía que dirigir mis ejércitos al mando de Xío para destrozar al todopoderozo Barcenote, que había roto los acuerdos entonces llame al capitán serje que se encontraba reunido con el general Risquez en la mansión de niko, donde planearon como acabar con el cachondeo.Dayoli,sve ,gabriel fueron llegando y pasaron directos al sofá, había que acabar la contienda antes del amanecer. Todos estaban ansiosos por darle su merecido, pero él intentaba`por todos los medios ignorar a los indeseables de Barcenote y sus malos modales, no dejaban que se acercara nadie a su alrededor.

Aquella noche, Arguiles supo como asaltar la fortaleza de su gran enemigo el invencible, le preparó una trampa de lo más inesperado usando los pantalones de su compañero para simular la presencia de su peor y mas temido capitán general Poloño un hombre hecho a si mismo gran militar y su general de división, comandando un basto ejército de harapientos soldados que matarían por un pedazo de tierra que llevarse a sus reinados. Mientras, Alopez, exiliado en su fortaleza de Alcalá Meco esperaba noticias de sus aliados antes de volver a tortugaf,trueno y chachote.

Al día siguiente después de la revisión de las tropas, comenzaron la andadura hacia la caverna del mendigo herrante, donde esperaban conseguir por fin el tan ansiado tesoro que tanto tiempo llevaban buscando pero que siempre se les resistía. El famoso manuscrito de Zendhu era el objetivo del fantasma que a diario rondaba la

  • INFORMATICO ZONASATELITE
  • *****
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 1286
  • -Tu has recibido: 2871
  • Mensajes: 2824
  • 00
  • Sexo: Masculino
Re:proposicion de juego por serjey
« Respuesta #394 en: 26 de Noviembre de 2014, 22:22:40 22:22 »
Érase una vez… una estrella que brillaba más que ninguna otra en el cielo, iluminando la línea del horizonte y haciendo que la noche se hiciera día, era lo más hermoso que jamás habíamos visto hasta que se hizo de día y vimos cómo, todo lo que habíamos imaginado, tan sólo fuera un sueño.  Volviendo a la cama seguimos imaginando como sería la vida, antes del virus, que convertía  mi flor en una coliflor.

Pero de repente, mirando la estrella, comprendimos que la vida era cada vez más difícil para algunos, se había convertido en un caos, sólo los poderosos tenían el privilegio de seguir avanzando  a costa de los primos, que sólo PAGAMOS impuestos  mientras descuidábamos los valores importantes de la vida, aun sabiendo que un día, no muy lejano,  iban a sufrir en sus propias carnes  todo lo que vivimos en tiempos tan adversos.

Un día descubrí,  casi por casualidad,  que justo en lo alto de la montaña se reflejaba una luz, entonces decidí subir para verla y allí sentado estaba Eusebio, le pregunte que hacia allí, él me contestó que miraba aquella luz tan brillante que surgía DESDE Soto del Real, no entendía como aquello se le iba de las manos, la humanidad no comprendía los cambios que se estaban dando en la tierra, como por ejemplo el cambio climático, cuando de repente una explosión me devolvió a la realidad.  La luz de aquella estrella iluminaba todo el valle.

Decidí que teníamos que seguir luchando y haciendo camino al andar, como dijo aquel buen escritor “dejar un mundo mejor”, que las generaciones venideras no tuvieran que estar sufriendo las miserias, que  con nuestra vanidad y orgullo habíamos generado,  sin pensar que todo se nos volvería en contra nuestra,  por no luchar por la libertad de poder decidir libremente nuestro destino.

Aquella luz era el principio  de una larga guerra encarnizada, donde perdería el ser humano, sería una lucha contra el hambre,  la corrupción, la miseria… El egoísmo del hombre era tal, que nunca se pensó que los recursos de la tierra se terminarían y crearían un colapso total.  Tal vez,  aun quedaría tiempo para intentar reconducir toda la situación si alguien hallaba el manuscrito de Zendhu, que se encontraba en el cajón de los desastres imaginarios.

Pero sólo un ser, de los llamados corruptos,  podía hacer que todo aquello volviera a encaminarse hacia una batalla sangrienta, una batalla que tenía origen maligno, el cual nos iba a llevar a la destrucción y…  a la posible extinción. El ser humano tenía que buscar una solución a este desastre sin precedentes.

De repente apareció una bella dama, era como una diosa y, con solo mirarla, podías ver la alegría en su mirada, era ella, la elegida!!! ESTA mujer,  llamada Xío,  era el estandarte que nos guiaría hacia el final del camino, un camino duro,  pero Xío,  descendiente de una estirpe Samurai, tenía el orgullo y el valor suficiente para llevarnos a todos a luchar, por lo que cogió su espada en alto y gritando lanzó este mensaje..."la raza humana luchara por su supervivencia",  todos juntos lo podremos y, con los espíritus del averno, bailaríamos incontrolados hasta la madrugada, sin pensar en lo que pasaría al amanecer, Xío era todo lo que cualquier hombre podría esperar de una guerrera, valiente tenaz, con solo verla se cortaba la respiración. Aquella mirada desafiante,  ese pelo negro  que caía por su espalda bordeando la piel morena de sus pechos…, ella tenía el poder para llevarnos a la batalla y, al mismo tiempo, seguir siendo una mujer que añoraba regresar con su familia.  Al mirarla sentí un escalofrío, tenía la mirada perdida,  quizás estaba pensando en lo que se nos venía encima o quizás por donde quería empezar, buscaría el manuscrito de Zendhu en la cima del monte perdido, aunque no era tarea fácil,  Xío se encaminaba a la montaña con paso firme, de repente se cruzó con un enorme oso pardo de al menos doscientos kilos, mirándola fijamente, ella cogió su espada y sin temor en su mirada le asestó un golpe mortal.  Con la piel del animal se ha fabricado una vela capaz de aguantar los mayores temporales cuando llegue al mar.


Estando ya en la cima, Xío advirtió la presencia de sus peores enemigos, los corruptos que la impedían acercarse al fondo de la gruta, entonces ideó un gran plan para entrar, y con ayuda de la vela se camufló  para poder llegar hasta la entrada de aquella cueva tan oscura que daba miedo. Necesitaría algo para ver por la oscuridad y se puso a fabricar una antorcha con una rama y pelos de la piel del oso, yo la observaba desde la distancia mientras pensaba en ayudarle pero la imagen de un chamán me tenía congelado de miedo, un sudor frío me recorría por todo el cuerpo mientras el chamán se acercada cada vez más, se puso delante de Xío y con voz de estar muerto de frío le dijo: “los fantasmas del averno esperan a cada alma aventurada en la sala oscura del infierno”.  Ni corta ni perezosa cogió la antorcha y me dijo: “Acompáñame”, y juntos los dos, nos adentramos en las profundidades de la cueva.


Conforme nos íbamos acercando donde estaba el manuscrito de Zendhu una intensa luz iluminaba toda la bóveda,  una luz que brillaba como ninguna otra, había que encontrar, de una vez por todas, el manuscrito.  Bajar del altar antes de que llegara la oscura noche con sus personajes misteriosos, que rondan por la cueva protegiendo el manuscrito.


Unas voces de ultratumba empezaban a oírse de una forma grotesca, armándome de valor dije con voz entrecortada "¡¡Xío cuidado!!" (estaba  al borde de una grieta que llevaba al mismísimo reino de los fantasmas del apocalipsis que me atormentaban) cuando de repente una fuerte explosión me sorprendió y quedé paralizado, no me salía ni la voz, de repente desperté del sueño atroz que me invadía.


Entonces, empecé a dudar si el manuscrito de Zendhu era verdad o producto de mi imaginación,  Xío era tan real, que no me podía imaginar que solo fuera un sueño, todo esto me hizo pensar en el pasado ancestral de la raza humana, por suerte,  pude comprobar con mis propios ojos, que todo era un montaje de unos pocos, que pretendían conseguir el manuscrito para encontrar la ruta hacia el poblado, y allí, encontrar la fórmula para dominar el mundo.


Xío se tenía que adelantar, pero cuando quiso comenzar su camino, tuvo una breve duda, ¿era el chamán fruto de la ira de los corruptos? Esa pregunta se la hacía cuando las pesadillas se apoderaban de su mente cada vez que cerraba los ojos, necesitaba sentir el frio de su espada, para darse CUENTA de que no era producto de su temor a perder la batalla.Fue entonces cuando decidió que espada en mano se tenia que poner a luchar contra todo aquello que pusiera en peligro la búsqueda del manuscrito y aquellos que se opongan quedarán marcados por el filo de su arma. Sin dudar, se puso manos a la obra y escogió la mejor opción,bajar de la montaña y dirigirse hacia la ciudad perdida donde estaban los malignos fantasmas que me traían cada pesadilla escalofriante al cerrar los ojos, pero sin titubear un instante baje calle abajo y sin casi darme cuenta tropecé con algo que había delante, parecía como si un duende, u otro ser mágico, pretendiera entorpecerme el camino hacia la gran cúpula del manuscrito ancestral,mientras la ciudad dormía, alguien se estaba dedicando a hacer uso de la fuerza, saqueando sin sentido todas las salas por las que debería de pasar antes de encontrar al primero de los corruptos. Frente a la entrada de la puerta principal, le estaba esperando la primera de sus pesadillas aquello que tanto temía estaba sucediendo y era real. Entonces, cuando quiso ponerse a resolver el asunto su espada pareció cobrar vida propia transformándose en una auténtica arma destructora.


En otro lugar del mundo Barcenote que era el jefe del ejército del emperador Yoshimiro, esperaba el mejor momento para comenzar su andadura hacia la gloria, él sería quien lograse que todo el poder se transfiriera a Xío para crear una maquina de matar perfecta. Mientras en Rusia se preparaban para impedir que Barcenote pudiese conquistar la tierra de los verdaderos glaciares de hielo que se adentraban en el océano mientras yo pensaba que podia hacer para que Xio y Barcenote uniesen sus fuerzas para lograr CONTROLAR el estrecho de Bering, el ejército se prepara para comenzar una larga andadura hacia la estepa helada de siberia, provistos de armamento, comida y abundante ropa de abrigo para emprender la mayor ofensiva sobre el enemigo que jamás dará su brazo a torcer.

Empezamos la andadura hacia la conquista de Chabarowsk ciudad judía emplazada en lo alto de la ciudad del Katmandú, sin embargo se divisaba en el horizonte un mar de enormes bloques de hielo y no se divisaba camino alguno hacia la misteriosa ciudad. Xío recordó lo que su maestro Caolin le hizo ver un inolvidable día de su lejano pasado, cuando tenía que vencer sus numerosos temores,  y aprendió que las virtudes de la verdadera cualidad con la que nació era el poder de sugestión sobre las demás mentes.

Xío con voz temblorosa dijo por primera vez tengo miedo, pero no puedo venirme abajo, debo mantener la concentración y el ánimo. Y así fue como empezó a dar ordenes, los soldados comenzaron a mirar el paisaje desolador que tenían delante, entonces. decidieron que lo mejor era olvidarse del entorno y concentrarse en la batalla, si querían seguir con vida. De repente una espada rozó su hombro y la sangre empezó a manar, al mismo tiempo, empecé a darme cuenta cómo las heridas cicatrizaban solas, era magia pura, no podía creer lo que estaba viendo aunque hacia tiempo intuía algo, había algo en mi interior que me decía que Xío era más poderosa que cualquier arma que pudiera tener el enemigo. ¿Me estaria enamorando de una mujer mágica e irreal?

Muy lejos de allí, Barcenote, una vez se apoderó de territorios y parajes lejanos ideo un plan para conquistar la colindante ciudad de Afstradanot, a gran velocidad sus ejércitos empezaron a sitiar la ciudad, al mismo tiempo envió un emisario para evitar un baño de sangre si se rendían, pero pudo comprobar por sus dotes adivinatorios que todo aquello estaba ya muy avanzado, nada impediría que la muerte de sus compañeros le arrebatara la gloria de conquistar afstradanot. Al mismo tiempo algo ocurria en Soto Del Real donde el glorioso General Risquez, convocaba a todos los ejercitos de lo más profundo de los suburbios, para disponerse a atacar. Se preparaba una gran contienda y se notaba en cada uno la tension por lo que estaba a punto de ocurrir, en ese momento se oyó un gran estruendo a unos pocos metros de distancia, a los pocos segundos apareció lo que parecía ser la imagen de un ser de otro planeta  y que supuestamente  no deberia estar aqui, aquello era el mismisimo diablo con unas dimensiones que desanimarón a Barcenote en un principio a pesar de su corpulencia estimaba que en un par de años sentiría más pasión dentro que en el mismisimo infierno.

Mientras tanto, Xio  pareció adivinar lo que después se le vendría encima, todo un ejercito de mujeres poderosas, corruptas llenas de pensamientos obscenos comenzaron a mostrar sus cuerpos a los integrantes de su ejercito, quienes con ojos atónitos miraban como se acercaban sin ofrecer ninguna resistencia y sus espadas caían al suelo, sucumbiendo al aroma que esos cuerpos desnudos proporcionaban, empezaron a quitarse de encima la ropa y aquello fue lo último que vieron.

Nuevamente Xio hizo uso de sus poderes para comenzar una nueva ronda de negociaciones con sus generales, había que encontrar la forma de parar esta sangrienta e innecesaria batalla entre los seres humanos, había que empezar a poner paz entre los malditos, que un día sucumbieron a la sed de sangre, y el resto de la humanidad,aquello me hizo pensar que tenía que dirigir mis ejércitos al mando de Xío para destrozar al todopoderozo Barcenote, que había roto los acuerdos entonces llame al capitán serje que se encontraba reunido con el general Risquez en la mansión de niko, donde planearon como acabar con el cachondeo.Dayoli,sve ,gabriel fueron llegando y pasaron directos al sofá, había que acabar la contienda antes del amanecer. Todos estaban ansiosos por darle su merecido, pero él intentaba`por todos los medios ignorar a los indeseables de Barcenote y sus malos modales, no dejaban que se acercara nadie a su alrededor.

Aquella noche, Arguiles supo como asaltar la fortaleza de su gran enemigo el invencible, le preparó una trampa de lo más inesperado usando los pantalones de su compañero para simular la presencia de su peor y mas temido capitán general Poloño un hombre hecho a si mismo gran militar y su general de división, comandando un basto ejército de harapientos soldados que matarían por un pedazo de tierra que llevarse a sus reinados. Mientras, Alopez, exiliado en su fortaleza de Alcalá Meco esperaba noticias de sus aliados antes de volver a tortugaf,trueno y chachote.


CAPÍTULO 1 FINALIZADO, ABIERTO CAPÍTULO 2   BLOQUEO TEMA Y PASO A LA EDITORIAL  ESTE ES EL SIGUIENTE CAPÍTULO

http://www.zona-satelite.com/index.php?topic=12373.0

Tiny URL:
 

Powered by EzPortal